El software en la industria y las empresas del automóvil

No es ningún secreto que cuando Henry Ford inventó e implementó con éxito la cadena de montaje en su fábrica de coches por primera vez en la historia de la industria de la automación años mas tarde con el invento de software y la computación estas dos tecnologías se cogerían de la mano para no solarse nunca mas. Hablar de coches, es hablar de tecnología y hablar de tecnología es hablar de software. Estas tecnologías siempre están buscando la excelencia para poder aportar al mercado de consumo productos cada vez mas moderno y sorprendentes que hagan que la marca en cuestión tenga un mayor prestigio que la de su competencia y eta e traduzca en un mayor número de ventas. Esto al final es lo que buscan todas las marcas de coches que podemos encontrar en el mercado, vender más y más cada año para superar las cuentas anteriores y tener un crecimiento mayor que el resto de sus competidores. 

Volviendo a la cadena de montaje, según varios estudios a día de hoy las máquinas y los software que las controlan ya han subtitulado más del 50% de mano de obra que se necesitaba años atrás. Todas estás personas que antes, por ejemplo, pintaban a mano las carrocerías de los vehículos ahora se han quedado sin trabajo porque son los brazo ruborizados los que se encargan de realizar esta tarea. De cara la empresa tener este modelo de negocio solo tiene ventajas, es evidente que una persona física que realiza un trabajo manual tiene un desgaste y un cansancio que una máquina no tiene. Además que una máquina no tiene un coste fijo tan elevado como la de un trabajador. Esto puede sonar duro, pero es el presente y el futuro que nos espera a todos. 

Estamos hablando del sector del automóvil porque es allí donde podemos ver que la implementación del software es realmente espectacular. Hemos hablado de los brazos ruborizados, pero también hay que hablar que estas fábricas o al menos muchas de ella cuentan con vehículo de transporte de materiales totalmente autónomos que llegan al destino totalmente solos, con la ayuda de un software que lo guía hasta donde tienen que llevar los recambios o repuestos que se necesitan en una área en concreto. Esto es una gran ventaja porque la empresa se ahora el típico “carretillero” de toda la vida que andaba por toda la fábrica llevando materiales por todos los rincones de la nave. 

Esto es otro claro ejemplo, de la importancia del software aplicado a una máquina que tiene que realizar un trabajo en concreto. Hay que destacar que muchas de estás máquinas, lejos de lo que se pondría pensar, no tienen un coste realmente elevado y esto hace que para las empresa sea aún ma atractivo que tener mano de obra contratado de manera permanente con todos los gatos mensuales que ello conlleva.